miércoles, 5 de septiembre de 2018

Cuidando nuestras Emociones.

Resultado de imagen para cuidando nuestras emocionesNosotros los seres humanos somos emocionales esto es maravilloso es lo que nos diferencia de los animales, nosotros  somos hechos a imagen y semejanza de Dios el siente ira, alegría, tristeza y estas mismas emociones las tenemos nosotros.
De nuestras emociones depende nuestra forma de ser. Por eso es tan importante cuidar nuestra salud emocional.
Podemos afirmar que gozamos de una buena salud emocional cuando mantenemos un equilibrio entre lo que sentimos, lo que pensamos y lo que hacemos. Esta armonía entre los vértices del triángulo de pensamiento, emoción y acción provoca que nos sintamos bien con nosotros mismos y que establezcamos relaciones positivas con nuestro entorno.
El corazón no es más que un musculo que bombea sangre por las venas, pero en la biblia Corazón hace referencia al ser o a las emociones.
Tomar decisiones llevados por nuestras emociones puede resultar perjudicial, nuestras emociones pueden cambiar dependiendo de las circunstancias. V 9 “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
Las emociones sin control nos pueden llevar a tener vidas de fracaso, las emociones nos hacen equivocar en nuestras decisiones. Es por esta razón que debemos aprender a controlarlas. Proverbios 16: 32 “Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte;  Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.
Porque cuidar nuestro corazón o nuestras Emociones.
1. Porque nuestra forma de vida está determinada por nuestras emociones. Proverbios 4: 23 “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” de cómo estamos emocionalmente depende lo que los demás miran en nosotros.
2. Nuestra forma de hablar está determinada por nuestras Emociones. Mateo 15: 18 “Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.” si estamos felices nuestra forma de tratar a los demás será agradable, si permanecemos amargados nuestra forma de tratar a los demás será áspera y desagradable.
3. Nosotros somos o actuamos conforme pensamos. Proverbios 23: 7 “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él. Come y bebe, te dirá;  si tú piensas mal con respecto de alguien, será inevitable que tu trato para con esa persona sea desagradable.
Si tus pensamientos son de negativismo, si tú piensas que no puedes o que no eres capaz, sencillamente nunca podrás hacer algo.
4. Nuestras emociones nos inclinan hacer lo Malo. Jeremías 17: 9 b “y perverso; ¿quién lo conocerá?” las emociones son extremistas, nos hace ver un gran problema cuando no lo hay o minimizamos el problema cuando en realidad es grande.
Como Cuidar nuestras Emociones.
1. Cambiando nuestra manera de Pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” si nuestras emociones se alimentan de nuestros pensamientos, se hace necesario escoger muy bien lo que queremos almacenar en nuestra mente.
2. Revisando muy bien que es lo que vemos. Mateo 6: 22 “La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz” nuestra mente se alimenta de lo que vemos. Nosotros escogemos lo que queremos ver, cosas que nos animen a cada día ser mejor o cosas que constantemente nos mantienen desanimados.
3. Escogiendo muy Bien lo que Escuchamos. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” las cosas que escuchamos hacen que cada día cobremos fuerza para avanzar o que cada día nos debiliten en nuestro caminar al éxito.
Nuestras emociones determinan nuestra forma de ser, dominar una nación puede resultar fácil, dominarnos a nosotros es lo más difícil, si dominamos nuestras emociones dominamos todo nuestro ser. No dejes que tus emociones cambien de acuerdo a las circunstancias.
 

lunes, 3 de septiembre de 2018

No te Deles Influenciar.

Resultado de imagen para malas influenciasLas personas de Éxito son aquellas que se caracterizan por tener una personalidad no moldeable por los demás o por las circunstancias.
El éxito no solo se lo vive en la vida secular en los negocios o en el amor, en la vida Espiritual también se necesita personas de éxito.
El llamado de atención de parte de Jehová para su pueblo es que la única forma de marcar diferencia seria si aprenden a no dejarse influenciar por aquellos que no creían en él. V 19  c “Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
Las malas influencias no solo se la vive en lo secular aun al interior de la iglesia entre cristianos hay malas influencias.
1. Cristianos Mediocres que no les gusta servir, lo único que les gusta es pedir y lamentarse por todo.
2. Cristianos que por su nula participación en la iglesia lo único que saben es vivir desanimados, no les gusta congregarse con regularidad, no diezman, no Oran, no estudian la palabra. Etc. Pero les encanta que el pastor o la pastora estén pendiente de ellos y todos los días los estén visitando o llamando.
Como no dejarnos Influenciar por los Demás.
1. Tomando la Decisión de ser diferente o marcar la Diferencia. V 19 a “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás” nada en la vida se puede hacer si no se lo desea o no se toma la decisión de hacerlo.
2. Escogiendo de entre lo Vil lo mejor de nosotros para Hablar. V 19 b “; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca.” todos tenemos cosas buenas y cosas malas, es nuestra decisión que de esas cosas las expresamos a los demás.
·         2.1. De lo que escojamos de nuestro corazón es lo que habla nuestra Boca. Lucas 6: 45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.” por ser seres emocionales en nuestro corazón hay cosas agradables y desagradables, nosotros escogemos que queremos hablar.
·         2.2. De lo que hay en nuestro corazón es lo que reflejamos en nuestro Rostro.  Proverbios 13: 15 “El buen entendimiento da gracia; Mas el camino de los transgresores es duro” si quieres mostrarte alegre llena tu corazón de cosas alegres.
3. Teniendo un Propósito Claro. 1 Corintios 9: 26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire” las personas que no saben lo que quieren por lo general siempre terminan haciendo lo que otros les insinúan.
4. Preparándonos para Lograrlo. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” lo importante no es querer ganar, lo importante es estar dispuestos a entrenarnos para ganar.
El facilismo o el vivir en un estado de confort es lo que hace que nos dejemos influenciar por personas mediocres, la clave está en querer siempre Esforzarnos en gran manera para lograr lo que queremos.  Josué 1: 6 “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos
5. No teniendo Conversaciones que Puedan desestabilizar nuestra forma de ser.  1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” nuestra mente y nuestro corazón se alimentan de lo que escuchamos y vemos.
6. Cambiando nuestra mala manera de Pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” nosotros somos y hacemos lo que pensamos, si piensas que no sirves nunca servirás.
7. No Creyéndonos menos que los Demás. 2 Corintios 11: 5 “y pienso que en nada he sido inferior a aquellos grandes apóstoles.” las personas con complejos de inferioridad siempre terminan haciendo lo que otros hacen con el fin de agradarlos.
La única forma de marcar diferencia y cada día ser los mejores es si aprendemos a no dejarnos influenciar por los demás esto no quiere decir que no debemos escuchar buenos consejos.