viernes, 24 de agosto de 2018

Una Vida Resplandeciente.


Resultado de imagen para personas que iluminanUna persona con una vida resplandeciente es aquella que se destaca ante los demás no solo por lo que hace sino también por lo que es, muchas personas brillan por lo que hacen pero son una total oscuridad en su forma de ser.
Alguien puede brillar por ser un excelente Abogado o arquitecto pero puede ser una total oscuridad en su casa como  padre, como hijo o como ser humano.
Jesucristo no solo quiere darnos salvación y vida eterna él quiere enseñarnos a través de su palabra a cada día ser mejores.
Como Tener una Vida Resplandeciente.
1. Actuando. V 1 a “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz,” el acomodamiento es la causa de la ruina y la pobreza, solo si tomamos la decisión de dejar la pereza podemos avanzar.
2. Tomando la decisión de Resplandecer. V 1 b “y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.” nada se puede hacer si no tomamos la decisión de hacerlo, el posponer las cosas solo nos lleva a la mediocridad.
3. Creyendo que con Jesucristo podemos Brillar. V 2 “Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria” Jesucristo multiplica los resultados de lo que hacemos, con el podemos tener poco y producir mucho.
4. Cambiando nuestra manera de Pensar.  Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” de nuestra manera de pensar depende nuestra forma de ser.
5. Declarando con nuestra boca y creyendo en nuestro corazón lo que queremos Recibir o lo que queremos ser. Joel 3: 10 “Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.” si tú dices que no puedes nunca lo lograras, las palabras tienen poder. Declara con tu boca lo que quieres que queda con tu vida.
Resultados de una Vida Resplandeciente.
1. La Familia será fuente de Unidad. V 4 “Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos cuando nuestra vida empieza a brillar nuestra familia se empieza a unir.
2. La Verdadera Prosperidad nos alcanza. V 5-6 “Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti.  60:6 Multitud de camellos te cubrirá; dromedarios de Madián y de Efa; vendrán todos los de Sabá; traerán oro e incienso, y publicarán alabanzas de Jehová” prosperidad es más que riqueza, prosperidad es poder vivir bien sea con mucho o con poco.
3. Tendremos Gracia delante de los de los Demás. V 10 “Y extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán; porque en mi ira te castigué, más en mi buena voluntad tendré de ti misericordia.” las demás personas quieren estar con nosotros y sienten el deseo de ayudarnos.
4. La Prosperidad será para siempre. 11 “Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes.” la prosperidad no será intermitente, siempre podremos experimentar la Bendición de Dios.
5. Los Enemigos reconocerán que Jehová esta de nuestro Lado. V 14 “Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel” una persona que brilla con el poder de Cristo hace que los demás reconozcan el poder de Dios.
6. La Paz será el sello de Presentación. V 18 “Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza.” Jesucristo hace que podamos aprender a convivir con los demás, una persona no solo brilla por su poder, brilla por su humildad, tolerancia y comprensión para los demás.
7. Habrá Dignificación, los pequeños e insignificantes llegaran a ser importantes. V 22 “El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.” no importa cuán grandes seamos o cuanto tengamos Jesucristo hace que en nosotros todo se multiplique.
Nuestras fuerzas o nuestras habilidades pueden llevarnos a conquistar algunas cosas, pero solo Jesucristo puede hacernos brillar en gran manera, Jesucristo nos saca del anonimato y transforma nuestra vida, nos pasa de inútiles a Útiles.
   

Guiando a Nuestros Hijos.


Resultado de imagen para como guiar a un hijoA medida que pasa el tiempo nos vamos dando cuenta que la sociedad va en decadencia, cada día va de mal en peor.
Muchos lo único que hacemos es mirar para atrás de nuestra vida y suspirar al ver como han cambiado las cosas, nuestras anteriores generaciones y quizá aún la nuestra, eran generaciones que marcaban diferencia, la razón era que los padres de ese entonces quizá no con la inteligencia y el conocimiento de muchos de los padres modernos, ellos si sabían cómo guiar a sus hijos.
Criar hijos es muy diferente a guiar, criar es simplemente estar al cuidado de darles lo necesario para que puedan vivir y estar bien.
Guiar es marcar un camino por el cual ellos puedan transitar con la seguridad de poder llegar a su destino.
Como guiar a nuestros Hijos.
1. No permitiendo que ellos hagan lo que quieran. V 15 b “La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.” los seres humanos por lo general siempre queremos lo que consideramos que nos es agradable, los padres debemos saber que no todo lo que nuestros hijos nos piden es bueno para ellos.
No les prohíbas hacer ciertas cosas que ellos quieren, dale razones por las cuales ellos no deben hacer eso que quieren.
2. Corrigiendo. V 17 “Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma” corregir no es castigar, corregir es mostrar donde está el error y ayudar para que lo pueda rectificar.
3. Siendo Facilitador de sus Procesos. Isaías 43: 19 “He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.” nuestra labor es abrirle camino para que ellos puedan transitar, nuestra labor no es el evitarles el caminar.
4. Haciendo un Proceso de Acompañamiento. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” los padres no podemos prepararles un mundo especial para nuestros hijos, los padres debemos preparar a nuestros hijos para enfrentar al mundo.
5. Conociendo sus Propósitos. Mateo 6: 8 “No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.” nadie puede ayudar a otra persona si no sabe lo que esta quiere. Es necesario que nosotros conozcamos lo que nuestros hijos anhelan. ¿Cuánto conoces de los sueños de tus hijos?
·         5.1. Mantén un Buen Dialogo. La única forma de saber qué es lo que quieren es aprendiendo a escucharlos.
·         5.2. Dispón un Tiempo para estar Juntos. No importa cuán ocupado puedas estar, busca siempre un tiempo para estar con ellos, si tus hijos no cuentan contigo buscaran como refugiarse en el mundo.
·         5.3. No le Impongas  tus sueños no Alcanzados. Deja que los propósitos de tus hijos sean de ellos y no tuyos.
6. No Empujando. Los padres que empujan demandan exigencias, mientras que los padres que guían invitan a la acción.
·         Un padre que empuja dice: “Quiero que ordenes tu cuarto ahora mismo”
·         Un Padre que Guía dice: “me encanta ver tu cuarto ordenado, ¿lo podrías ordenar antes de la cena?”
7. Siendo Ejemplo. Un padre que guía muestra cómo se deben hacer las cosas en lugar de criticar y escudarse por lo que ellos mismo no hacen.
8. Pidiéndole a Jesucristo que nos Enseñe a Guiar a nuestros Hijos. Jueces 13: 8 “Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer.” en esta tierra no hay escuela para formar padres pero Jesucristo nos puede enseñar lo que tenemos que hacer.
Nuestra labor de padres no es empujar, es guiar, nuestra labor es enseñarles el camino por el cual tienen que transitar, debemos caminar con ellos mas no caminar por ellos ya que los convertiríamos en unos inútiles.